Niño de dos años murió de una fuerte golpiza en Valencia

 Doce horas después murió y el resumen de la autopsia arrojó que fue víctima de una brutal golpiza.

Ricardo aparentemente estaba bien, pero el miércoles comenzó con vómito y diarrea. Esa fue la razón por la que su padrastro lo llevó al ambulatorio 810 de Valencia.

Doce horas después murió y el resumen de la autopsia arrojó que fue víctima de una brutal golpiza.

El niño, de dos años de edad, estaba desanimado. Al mediodía se dieron cuenta que algo no estaba bien. Había vomitado mucho. Un tío (hermano del padrastro) les sugirió llevarlo al ambulatorio 810, donde no duraron ni 10 minutos, y salieron: «Le mandaron suero», informó el padrastro. Una señora que estaba en el lugar les recomendó hacer un suero natural con zanahoria.

Entonces, Verónica, la madre del bebé, y su pareja regresaron a casa con el niño, mientras el tío salió a pedir en las ventas de verdura quien les regalara una zanahoria. Le hicieron el suero y lo acostaron a dormir en un colchoncito, afuera del rancho donde viven en las invasiones Villa de Dios.

Ricardo durmió bastante. Pensaban que ya se sentía mejor. Pero cuando lo movieron no respondía y decidieron volver al ambulatorio. Lo refirieron a la CHET. Una comisión de la Policía de Carabobo llegó al lugar y prestó el apoyo para trasladar al bebé, pero en el camino falleció en los brazos del padrastro.

Los golpes en varias partes del cadáver alarmaron a los médicos, quienes informaron a los policías que posiblemente se trataba de un caso de maltrato infantil. Verónica y su esposo, de 22 años, quedaron detenidos. El cuerpo de Ricardo sería sometido a una autopsia para determinar la causa de muerte y la presunta responsabilidad de los padres.

El médico forense determinó que el niño tenía shock hipovolémico, anemia aguda persistente, desgarro hepático severo, traumatismo abdominal y derrame severo de causa desconocida (síndrome de niño maltratado). Además, tenía desnutrición, informó la Policía de Carabobo.

A Ricardo, presuntamente, lo maltrataban con frecuencia. Lo que detonó la muerte habría sido un fuerte golpe en el abdomen y las costillas. Según la versión de los familiares, el bebé «jugaba» a golpearse con otro niño (también hermano del padrastro) que practica karate. También habrían alegado que el menor se había caído de la cama hace días.

En la comunidad están sorprendidos con el caso. Son pocos los que se atreven a hablar, mientras que la familia vive momentos de angustia debido a que la policía estuvo en la zona informando que los padres habían abusado del niño y temen que tomen represalias en su contra; sin embargo, esta hipótesis fue descartada tras la autopsia.

Se espera que este viernes entreguen el cadáver de Ricardo para que le den el último adiós, sin su madre.

Fuente:El Carabobeño

Síguenos en:  Telegram Twitter Facebook Instagram Youtube y recibe  las noticias  de ¡Última Hora!

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Publicidad